En Internet, y en particular, en el mundo del diseño web y el marketing online existen multitud de conceptos que en la mayoría de los casos no harán más que confundirte y desanimarte.

Afortunadamente no tendrás que aprender el significado y utilidad de todos y cada uno de ellos … pero existen algunos que no puedes dejar pasar.

Me refiero a las conversiones, un concepto que si lo dominas y aplicas correctamente conseguirás que tu blog pase de ser un mero pasatiempo a una fuente real de generar ingresos.

Y no, no es ninguna broma ni me estoy quedando contigo. Detrás de este mundo hay toda una ciencia y hoy estoy dispuesto a introducirte en él para que te puedas beneficiar de ello cuanto antes.

¿Estás preparado?

Vamos a ello 😉

¿Qué son las conversiones y por qué son tan importantes?

El termino conversión se utiliza comúnmente para definir una venta de un producto en una página.

Por ejemplo, si recibes mensualmente 1000 visitantes en tu página de venta y terminan comprando 20 tu tasa de conversión es del 2%.

Para ello hemos dividido el número de ventas por las visitas mensuales en tu página, multiplicado por 100. Fácil.

Qué son las conversiones: Tasa de conversión

Qué son las conversiones: Tasa de conversión

Pero la conversión no tiene que indicar necesariamente una venta.

La conversión indica una transformación, pasar de un estado a otro, pero también una medida de la eficacia de tu web con respecto al objetivo que te habías propuesto.

Un ejemplo de conversión que está muy de moda es el de la conversión de Leads, es decir captar suscriptores para tu lista a cambio de la entrega de un regalo o Lead Magnet.

En este caso la conversión implicaría transformar esos lectores en suscriptores. Así de sencillo.

Como ves conversiones hay tantas como objetivos te hayas propuesto:

  • Descarga de ebooks.
  • Propuestas de colaboración.
  • Contratación de servicios.
  • Altas en una sesión gratuita tipo webinar.

Esto que parece una auténtica banalidad es algo sumamente importante, es más, es vital para tu proyecto.

¿Por qué es tan importante?

Ya te lo comenté: las conversiones te servirán para medir la eficacia de tu estrategia de marketing digital.

¿Cómo podré medirlo todo?

Pues lo que tienes que hacer es establecer una serie de objetivos y unas tasas de conversión a conseguir.

Por ejemplo:

  • Objetivo: convertir visitas en suscriptores.
  • Tasa de conversión: 3% mensual

Si, ¿pero que tasas deben ser esas? ¿Existe una medida estándar?

Los resultados variarán según el sector pero podemos afirmar que de forma aproximada:

Tasas de conversión cercanas al 2-7% son buenos resultados siendo valores superiores resultados excelentes.

De esta forma, contrastando estos valores con los resultados obtenidos podrás hacer un diagnóstico de tu negocio digital para optimizar aquellos elementos de conversión que requieran una mejora.

Tomemos un ejemplo práctico

Supongamos que tienes en mente crear una Squeeze page, es decir, una página sencilla y directa cuyo objetivo único es conseguir leads, suscriptores.

¿Qué deberías hacer? Fácil: sigue los siguientes pasos:

  1. Diseña tu Squeeze page, implementa un formulario opt-in con el plugin Thrive Leads e intégralo con tu herramienta de email marketing favorita, por ejemplo Active Campaign.
  2. Deja pasar el tiempo, una semana, dos o un mes.
  3. Estudia la tasa de conversión. Sólo necesitas el número de visitas a esa página (lo puedes obtener de Google Analytics) y las conversiones (a través de Thrive Leads o Active Campaign) .
  4. Compara la tasa con el intervalo que te habías marcado, por ejemplo un 2-7%.
  5. ¿Está el valor dentro de ese rango? Tanto si el resultado es positivo como negativo vamos a optimizar la página.
  6. Aplica un test A/B: crea otra Squeeze page prácticamente igual que la anterior, y haz pequeñas modificaciones mejorando los elementos que creas conveniente.
  7. Estudia los resultados en el tiempo y selecciona aquella que mejores resultados te ha dado.

Con esta serie de pasos tan sencillos habrás conseguido optimizar tu Squeeze page sin apenas esfuerzo, de forma totalmente empírica para aumentar tu ratio de conversión de forma efectiva. 😉

Generar tráfico vs Optimizar conversiones

Vale … pero esto no sirve de nada si no tengo un flujo de visitas enorme en mi web, ¿verdad?

Sí, pero no …

Cierto es que cuanto más tráfico genere tu web más probabilidades tendrás de que finalmente alguien se interese por ella.

¿Pero que pasa si tu web no está optimizada? ¿Qué ocurre si hablas de todo sin dirigirte a un público en concreto?

Pues que obviamente gran parte de esas visitas se esfumarán tarde o temprano. Y no volverán más. 😐

Apúntate esto, que te quede bien claro:

El error que muchos comentemos es pensar que cuanto más tráfico derivemos a nuestra web más conversiones obtendremos.

En mi humilde opinión hay que cambiar el chip.

En lugar de pensar sólo en generar mucho tráfico debes centrarte en optimizar tu web de cara a convertir al máximo ya que es mucho más fácil y barato aumentar tus tasas de conversión que conseguir ingentes cantidades de tráfico.

Es más fácil y barato aumentar tasas de conversión que conseguir ingentes cantidades de tráfico. Clic para tuitear

Pero no me malinterpretes, obviamente atraer tráfico es fundamental.

Lo ideal entonces es llevar a cabo acciones como el SEO (Search Engine Optimization), para posicionar palabras claves y subirlas en los resultados de búsqueda de motores como Google.

Y al mismo tiempo ejecutar el CRO (Convertion Rate Optimization), lo que estamos viendo aquí, técnicas de optimización para incrementar las tasas de conversión.

Qué son las conversiones: SEO vs CRO

Qué son las conversiones: SEO vs CRO

Ambas técnicas se combinan a la perfección por lo que si las trabajas correctamente los resultados serán excelentes.

¡Perfecto! Sigamos 😉

¿Qué debo hacer entonces? ¿Qué ruta seguir?

Siempre que quieras conseguir una serie de objetivos alcanzables lo ideal es trazar una estrategia, una ruta a seguir.

En este caso te recomiendo seguir una estrategia de Marketing Online, donde la conversión es una etapa más dentro de esto método que te ayudará a aumentar tus probabilidades monetización con eficacia.

Dicha estrategia consta de las siguientes fases:

Qué son las conversiones: Fases del Marketing Online

Qué son las conversiones: Fases del Marketing Online

1. Define tus objetivos

Obviamente el primer paso debe ser tener muy claro desde el principio que es lo que quieres obtener con tu proyecto digital.

Y no me vale un “quiero ganar mucho dinero y ser más libre”.

Lo ideal es definir muy bien las acciones o vías que te llevarán a conseguir tu objetivo final.

Por ejemplo, en el emprendimiento digital las vías de monetización son muy diversas:

  1. Promocionando productos de afiliación a través de la típica página de recursos así como en tus entradas y diversas páginas de tu sitio web.
  2. Vendiendo infoproductos. Una de las formas más rápidas de hacer dinero siempre que tengas un producto de calidad que resuelva un problema real.
  3. Ofreciendo tus servicios. Te ocuparán una inversión mayor que en los dos casos anteriores pero el coste que podrás requerir será bastante mayor.
  4. Subcontratando a otros para que hagan la mayor parte del trabajo por ti y sigas monetizando a cambio de una inversión de tiempo mínima.

Como ves hay muchísimas formas de vivir de un negocio en Internet pero como entenderás aún teniendo muy definidas tus metas vas a tener que transformar esos visitantes en clientes potenciales. 👍

¿Necesitas construir tu web a buen precio? Aprovecha estas ofertas ahora

2. Identifica tu target

Tu lector ideal.

Un concepto comentado hasta la saciedad pero que se convertirá en uno de los pilares principales de tu negocio.

Tienes que tener muy claro a quién te diriges, hacer un estudio de esa persona, imaginarte, crear su historia y definir con precisión el motivo por el cuál eres la solución real a sus problemas.

Define esos problemas y te servirán para esclarecer tu modelo de negocio, las vías de monetización, las temáticas y categorías de las entradas de tu blog. En definitiva, absolutamente todo.

De esta forma, escribiendo para un público en concreto atraerás tráfico cualificado, segmentado, un tráfico mucho más susceptible de ser transformado, convertido en clientes potenciales. 😉

3. Capta tráfico cualificado

Una vez que sabes a la perfección a que público dirigirte es mucho más fácil saber lo que tienes que escribir en tu blog.

No lo olvides, tu blog es fundamental  en la viabilidad de tu negocio.

Gracias a él y al uso del Inbound Marketing conseguirás derivar tráfico a tu web, como la miel que atrae a las abejas.

¿Cómo conseguirlo?

Combinando técnicas de inbound como:

  • Marketing de contenidos: desarrolla artículos de calidad que aporten soluciones reales a tus lectores.
  • Optimización, SEO: haciendo un estudio de tus palabras claves para posicionar tus contenidos.
  • Redes Sociales: aumentando tu presencia en las redes sociales, compartiendo tus contenidos, etc…

De esta forma tarde o temprano las visitas llegarán y con ellas las oportunidades de dar un vuelco a tu negocio digital.

4. Genera conversiones

Ahora es el momento de transformar  esos lectores en clientes potenciales logrando que realicen las acciones que te habías propuesto desde el principio.

No olvides que convertir no significa exclusivamente que realicen una compra, puede implicar también que te sigan a través de tus redes sociales, que se suscriban a tu newsletter, etc…

Como vimos lo importante es :

  1. Definir que conversiones esperas conseguir.
  2. Establecer una tasa de conversión ideal.
  3. Contrastar los resultados obtenidos.
  4. Optimizar para elevar esas conversiones.

Una vez hecho esto no te olvides de seguir monitorizando, haciendo cambios y, en definitiva, aprender mediante el método del ensayo/error.

5. Fidelizar

Fidelizar no es más que conseguir lealtad por parte de un cliente, seguidor o fan, estableciendo un vínculo con él de forma que éste pase a formar parte de tu comunidad y se convierta en un seguidor habitual de tu blog.

Con ello incrementarás tus posibilidades de monetización y lograrás algo muy importante: promocionarán tus contenidos sin tener que tengas que invertir tiempo ni dinero en ello. 😉

Existen muchas formas de cultivar esas relaciones pero yo que tú me centraría en aportar un valor real en forma de soluciones a todas y cada una de sus necesidades, de una forma profesional y transparente.

Algunos consejos para mejorar tus conversiones

Supongo que has comprendido lo importante que es lograr convertir en tu proyecto digital…

Ahora vamos a lo práctico puesto que no me quiero despedir sin ofrecerte algunos consejos para hacer crecer tus conversiones. 😉

1. Cuida tus títulos al máximo

Los títulos tienen más importancia de la que realmente puedes creer. Piensa que la mayor parte de tus lectores no leerán tus textos al completo sino que harán un barrido visual de los mismos.

Lo primero que leerán serán tus titulares. Si éstos no despierta ningún interés difícilmente seguirán adelante con el resto del contenido.

Los títulos son herramientas muy útiles para generar atención algo fundamental en el marketing, la publicidad y, en definitiva, las ventas, algo que queda perfectamente definido en el Modelo AIDA.

Este acrónimo da nombre a las cuatro fases que debe seguir cualquier mensaje publicitario: Atención, Interés, Deseo y Acción.

Así que ya a sabes, aplícalo en cualquier lugar de tu negocio digital, pero empieza con buen pié desarrollando titulares excelentes.

2. Incluye testimonios de tus clientes

El desconocimiento lleva en la mayoría de los casos al miedo, a la incertidumbre y por ello al rechazo.

¿Si el lector no te conoce bien por qué iba a contratar alguno de tus servicios?

Los testimonios aportarán la confianza que necesitas ya que ofrecen información directa sobre el grado de satisfacción de esas personas al contratar tus servicios.

3. Utiliza marcas y profesionales de confianza

De nuevo la confianza toma un papel fundamental en tus tasas de conversión.

Para ello no hay nada mejor que hacer uso de marcas y testimonios de profesionales con los que has trabajado y que han quedado satisfechos con tu trabajo.

Incluye siempre que puedas sus logotipos en tu web y refuerza tu valor como profesional con sus testimonios.

4. Aprovéchate de los medios de comunicación

Los medios de comunicación son una vía de credibilidad directa hasta tal punto que se han llegado a convertir en mecanismos con un poder de seducción brutal.

Si tienes la oportunidad de colaborar en alguno de estos aprovéchalo al máximo e incluye esa experiencia en tu web.

De esta forma aportarás un extra a tu marca personal, tu autoridad y con ello tus posibilidad de conversión.

5. Crea una web funcional e intuitiva

La experiencia de usuario es un requisito prioritario para que tus lectores puedan recibir toda la información que buscan sin ningún tipo de obstáculo.

Consigue que la navegación en tu web sea una travesía disfrutable y placentera.

Asegúrate que tu web carga rápidamente, por debajo de los 3 segundos, usando un buen tema premium y aplicando técnicas de optimización.

Revisa todos tus formularios así como la existencia de enlaces rotos, sin olvidarte de comprobar que tus páginas se adaptan correctamente a los diferentes dispositivos móviles y son compatibles con la mayoría de los navegadores.

6. Ten siempre en cuenta a tu lector ideal

Escribe siempre pensando en tu lector ideal, sus carencias, lo que necesita de ti y lo que le puedes aportar.

Aprovéchate de esas carencias y ataca sus puntos de dolor para después ofrecerles soluciones reales a esos problemas con tus servicios, productos, etc…

7. Evita distracciones al máximo

Reduce las posibilidades de que abandonen tu web eliminando puntos de fuga como por ejemplo enlaces innecesarios y facilítales el camino hasta tu objetivo final.

Para ello haz uso también de un copywriting efectivo, utiliza un lenguaje sencillo y fácil de entender.

8. Crea una página “acerca de” transparente

Todos querrán saber con detalle quién se encuentra tras las cortinas de tu negocio digital.

Necesitas generar confianza, una buena impresión y eso se logra mostrando transparencia y naturalidad.

Escribe sobre ti, tu historia, tus defectos y tus fortalezas, añade fotos y enlaces a cualquier parte vinculado con tu persona.

Cuanto más sepan sobre ti mayor probabilidad tendrás de que terminen por adquirir alguno de tus productos y servicios y, en definitiva,de que conviertan.

9. Ofrece siempre un extra sin olvidarte de las garantías

Los bonus son elementos que siempre funcionan muy bien puesto que dan la sensación de que la compra ha sido mucho más barata. Y en cierta manera existe algo de razón en ello …

Incluye siempre que puedas un extra relacionado con lo que ofreces. Si por ejemplo tienes una web de cocina puedes regalar un minicurso de cocina asiática con el ebook que tienes como Lead Magnet.

En el caso de vender un producto o servicio no te olvides de incluir frases de garantías como por ejemplo: “si no queda satisfecho le devolvemos su dinero”, “este producto está sujeto a 30 días de devolución”, etc …

De esta forma aumentarás las probabilidades de conversión y, si el producto es realmente bueno, no tendrás que realizar esa devolución nunca.

10. Realiza pruebas de ensayo/error con test A/B

Ya lo vimos anteriormente.

Con los test A/B crearás dos versiones de un mismo elemento: por ejemplo una página o un formulario, dejaremos pasar un tiempo y veremos cuál convierte mejor.

De esta forma lograrás mejorarás la efectividad de tu estrategia de marketing digital y convertir más a cambio de una inversión de tiempo realmente baja.

¿Y eso es todo referente a las conversiones?

Si, pero sólo por ahora ya que esto no ha hecho nada más que empezar …

Lo dejaremos para el próximo artículo donde te mostraré una herramienta relacionada directamente con el diseño y la conversión; la herramienta que mejores resultado están dando en el mundo del emprendimiento online: las Landing Pages.

¡Nos vemos muy pronto! 😉



¡Y ahora es tu turno!

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Habías oído hablar de las conversiones? ¿Cuál es tu problema principal?